Rally

Fórmula 1 llega al Templo de la Velocidad

Hace 2 años

News image

El Gran Premio de Italia es siempre una de las citas más esperadas de la temporada, además de ser una de las citas más antiguas de Fórmula 1 y del deporte motor en general. Te podríamos contar una infinidad de razones para que no te pierdas un solo minuto de la adrenalina y velocidad de la que será testigo el Circuito de Monza. En efecto, esta competencia se llevará a cabo en el considerado Templo de la velocidad, casa para Ferrari. Entonces tendrás que suponer que se han vivido batallas increíbles en ese trazado. Los corredores más legendarios de todos los tiempos, como Juan Manuel Fangio y Michael Schumacher, han ganado esta carrera tan especial. El GP de Italia comenzó a disputar competiciones automovilísticas en 1923. Y es, junto al de Gran Bretaña, la única carrera que ha estado presente en todas las citas del calendario desde su creación en 1950.

Este fin de semana el Circuito de Monza se presenta como la ruta ideal para los Mercedes; sin embargo, Sebastian Vettel demostró este pasado domingo que es posible plantarle cara a Lewis Hamilton también en pistas de velocidad. La carrera italiana supondrá también el comienzo del último tercio de temporada, cerrando la gira europea antes de lanzarse por Asia y América.

Te mostramos algunos puntos que puedes pasar por alto para disfrutar este fin de semana el GP de Italia.

  • Giuseppe Farina consiguió el primer triunfo de un GP de Italia, celebrado en 1950. Además logró el mundial de pilotos de F1 en ese mismo año.

  • En 1996 Michael Schumacher rompió la sequía de Ferrari de la prueba “en casa”. Hasta entonces habían pasado 8 años desde el último triunfo a manos del austriaco Gerhard Berger (1988). Aquel día el “Káiser” desató la locura entre los miles de asistentes, pues una nueva historia de amor nacía, misma que duró hasta 2006.

  • Un joven alemán llamado Sebastian Vettel llegó con su Toro Rosso al GP de Italia de 2008. ¿Han escuchado ese nombre? Debido a su actuación bajo la lluvia con un auto sensiblemente inferior al de sus rivales, se convirtió en el corredor más joven de la historia en lograr una pole, una victoria y un pódium.

  • El GP de Italia 1971 se convirtió en uno de las competencias más emocionantes de la historia. Ha sido registrada como la carrera con la menor diferencia de tiempo en la línea de meta. El auto del británico Peter Gethin aventajó en 0,001 segundos al bólido de Ronnie Peterson, y éste en 0,009 al Tyrrell-Ford de Francois Cevert. Bien podríamos nombrar al desenlace de esta carrera como un final de película.