Rally

Mónaco: la joya de la corona de la F1

Hace 2 años

News image

Llega la carrera más esperada de toda la temporada en la F1, el Gran Premio de Mónaco, una carrera llena de glamour y también la carrera más difícil, aunque paradójicamente, la más corta del calendario. También es la fecha más cara de la Fórmula Uno en cuanto a boletos de entrada. Si tienes otro tipo de alojamiento, tu anclaje de yate será seis veces más caro que el de Valencia o el circuito Yas Marina de Abu Dabi, en comparación.

¿Qué hace tan espectacular este circuito?

Se dice que, aunque Mónaco es el sitio en el que los coches van más lento, es donde aparentan ir más rápido debido a que se pueden ver los monoplazas muy de cerca. El circuito está ubicado en pleno centro del Principado de Mónaco. En un día cualquiera y con personas comunes, estas son calles normales y como tales no son perfectas como la de un circuito “normal” de Fórmula Uno. Pero eso forma parte de su encanto.

   

A pesar de la falta de adelantamientos y de que a menudo terminan la carrera como iniciaron en la parrilla de salida, Mónaco sigue siendo un lugar trepidante para ver a los pilotos hacer su trabajo. Pero no siempre es así, basta recordar la actuación del piloto asturiano, Fernando Alonso, que en 2010 vivió una de sus mejores carreras dentro de las calles del Principado. En los libres del sábado, Alonso estrelló su Ferrari contra las protecciones de la curva Massenet, dejando el monoplaza completamente destrozado, lo que le obligó a perderse la clasificación. Partiendo desde la última posición, Alonso tenía una carrera dura por delante, pero el español fue capaz de ascender de la 24ª a la 6ª posición en solo 29 vueltas, firmando la mayor remontada de la historia en Mónaco. ¿Qué pasa con Fernando Alonso? ¿Volverá a repetir hazañas como la ocurrida en 2010? Con la llegada de uno de los premios más esperados del año, no se puede ocultar que este año los reflectores apuntan al piloto español Fernando Alonso, el cual estará del otro lado del continente disputando una de las pruebas más grandes del automovilismo norteamericano: las 500 Millas de Indianápolis.

La función debe continuar y la Fórmula 1 tiene que seguir su curso, y mientras el asturiano lucha por llevarse la segunda pieza de su particular triple corona, los pilotos del Gran Circo, lucharán por conseguir la victoria en Mónaco.

 


Diferencias

Aprovechando que este fin de semana se corre el Gran Premio de Mónaco y las 500 Millas de Indianápolis, te presentamos la diferencia entre estas dos competencias en cuanto a autos se refiere. Desde las soluciones aerodinámicas hasta los frenos y las suspensiones, pasando por los motores y los chasis, resultan muy distintos en ellos. Incluso los estilos de pilotaje y las características de los trazados en los que ruedan —óvalos en USA—, son muy distintos.

  • En la F1 se construyen diez chasis distintos, uno por escudería, mientras que en la Indycar todos comparten el Dallara W12.
  • La Categoría Reina cuenta con cuatro fabricantes de motores (Mercedes, Ferrari, Renault y Honda), mientras que en la competencia americana, sólo dos (Chevrolet y Honda).
  • Las dimensiones de ambos bólidos son muy similares: 5 metros de largo por 1.8 de ancho en los Fórmula 1 y 5.2 metros por 2.1 en la IndyCar.
  • El peso de los bólidos de F1 es de 728 kilos, unos diez kilos menos que los norteamericanos.