Rally

El Dakar apuesta por la diversidad sudamericana para sus 40 años

Hace 2 años

News image

De Perú a Argentina a través de Bolivia, el rally Dakar celebrará sus 40 años de vida con una edición de 2018 (6 al 20 de enero) que pondrá el acento en la diversidad y la riqueza de los terrenos de Sudamérica, esperando que el mal tiempo no amargue la fiesta.

Recorridos sobre arena después de la salida en Lima, la altura en los Andes y dunas hasta la llegada a Córdoba: será un trazado de más de 8.700 kilómetros, con al menos 525 competidores previstos, según los detalles revelados este miércoles en París por la organización.

"Vamos a tener condiciones de carrera extremadamente diferentes de un país al otro", subrayó a AFP el director de la carrera, Etienne Lavigne, que quiere "sorprender casi todos los días" en regiones a menudo muy conocidas por los integrantes de la mítica caravana.

En Bolivia, que estará en el mapa del Dakar por quinta edición consecutiva, "no serán las mismas especiales, ni los mismos terrenos", explica.

Argentina ha acogido seis de las nueve llegadas del Dakar desde su traslado a Sudamérica, pero por primera vez la meta estará en Córdoba, la segunda ciudad del país y sede de la prueba anual que forma parte del Mundial de Rallies (WRC).

La principal novedad de 2018 es el regreso de Perú, que no formaba parte del rally desde 2013. Después de que la salida tenga lugar en Lima, el recorrido anunciado este miércoles incluye dos etapas alrededor de Pisco y San Juan de Marcona, antes de poner rumbo al sur, hacia Arequipa, desde donde los competidores se dirigirán a La Paz por el lago Titicaca. Luego llegará el turno de Argentina.

Lavigne destacó que el recorrido ideado para este 2018 permite ir "al corazón del ADN del Dakar, el desierto".

Los problemas de 2017

Una de las preocupaciones será la posibilidad de un mal tiempo que ponga en dificultad los planes previstos.

Lima tuvo que renunciar en agosto de 2015 a acoger la salida de 2016 por el fenómeno climático El Niño, que provoca lluvias torrenciales.

En 2017, Perú sufrió inundaciones y desplazamientos de tierra que provocaron la muerte de 133 personas en los cuatro primeros meses, según cifras oficiales.

En el Dakar de 2017, el mal tiempo fue el principal problema para los organizadores, con la anulación de más del 30% de las especiales.

"No temo a 'El Niño'. El año pasado no tuvimos nada de suerte. Este año hay importantes opciones de no estar sometidos a los mismos riesgos climáticos. El clima forma parte de las condiciones", explicó Lavigne en una entrevista con la AFP.

El número de vehículos inscritos es de 337 (190 motos/quads, 105 autos, 42 camiones), con representación de 525 competidores de 54 nacionalidades, con Francia como país con más presencia, seguido de Argentina.

Tras la salida, el recorrido diseñado para 2018 incluye dos trazados alrededor de las ciudades de Pisco y San Juan de Marcona, antes de dirigirse al sur, hacia Arequipa, desde donde los competidores se dirigirán a La Paz por el lago Titicaca.

Después de un paso por Bolivia -dos etapas completas de las catorce-, la caravana serpenteará por las montañas en Argentina. La especial del jueves 18 de enero, la más larga (522 km cronometrados) entre Fiambalá/Chilecito y San Juan, se presenta especialmente decisiva para los aspirantes al título, antes de la llegada a Córdoba.

Entre los favoritos en la categoría de coches destacan nombres como el francés Sebastien Loeb, segundo el año pasado y nueve veces campeón del Mundial de rallies (WRC), pero que todavía no logró su primera corona en el Dakar. Frente a él estarán otros pesos pesados de la competición, como los españoles Carlos Sainz y Nani Roma o los también franceses Stéphane Peterhansel y Cyril Despres.