Rally

WEC - Carrera final

Hace 4 años

News image

El director de Ferrari GT Racing, Antonello Coletta, ha sostenido que el balance del desempeño de la marca italiana no les permitió luchar más por el título de pilotos de la clase de FIA WEC GTE-Pro en contra de Aston Martin.

El equipo AF Corse italiano obtuvo tres victorias en el año 2016, en Spa, Silverstone y Nurburgring, pero el coche  GTE mejor colocado de sus 488, el #71 de Sam Bird y Davide Rigon, perdió al final el título de conductores en Bahrein, en contra del duo de Nicki Thiim y Marco Sorensen, con el auto #95 de Aston.

Ferrari, sin embargo, ganó el título de fabricantes, pero eso sólo después de que Aston Martin dejara ir la oportunidad de hacer el 1-2 cuando el #97 Vantage Darren Turner y Jonathan Adam perdió una rueda en la media distancia.

Balance

Coletta dice que el fracaso de Ferrari vs. Aston Martin al final de la temporada se remonta a un Balance de actuación, o performance (BoP), en el cual los coches británicos tuvieron un desempeño inmejorable.

“Fue una temporada muy difícil”, dijo Coletta al sitio web Motorsport.com. "En las primeras carreras la velocidad no era clara, porque algunos de nuestros rivales estaban escondiendo algo. Luego salimos de Le Mans con nada.”

Coletta también advirtió de una tendencia ascendente en los fabricantes de la GTE es inscribir coches diseñados primordialmente para carreras, en lugar de convertir un coche de carretera ya establecido en una máquina de carreras.

A pesar de que uno de los atractivos de estas competencias es la libertad de los ingenieros para diseñar autos, Coletta dijo que los organizadores del campeonato deben imponer "reglas muy estrictas" que sean "iguales para todos”. ¿Ferrari hablando de igualdad? Increíble pero cierto. ¿Justicia?

Las observaciones del italiano apuntan al Ford GT que fue permitido en este Campeonato, a pesar de que apenas será lanzado al mercado de súper deportivos, mientras que Porsche reingresó en esta clase como un equipo de trabajo en 2017 con un RSR 911 no directamente derivado de un coche en producción.

A pesar del atractivo de la libertad del serial, a la WEC no le conviene que compitan coches que están distorsionados o son muy diferentes a cómo deberían ser. Serían como cachirules, pienso. Categoría LMP1

Por su parte, el director de Toyota Motorsport, Rob Leupen, mencionó que el ritmo de Audi al final de la temporada de la FIA WEC (en la categoría LMP1) en Bahrein tomó el equipo japonés por sorpresa, y fulminó sus pocas esperanzas de hacerse con el título de pilotos.

El equipo Toyota #6 de Stephane Sarrazin, Mike Conway y Kamui Kobayashi llegó a la pista de Sakhir 17 puntos detrás de la escuadra de Porsche #2 y por lo tanto, necesitaba al menos un segundo lugar para tener alguna oportunidad de tomar el título.

Audi se va como los grandes

Sin embargo, aunque ambos coches híbridos TS050 lucharon al ritmo en el evento de seis horas, eventualmente terminaron en cuarto y quinto, mientras que Neel Jani, Romain Dumas y Marc Lieb de Audi se llevaron el título con un sexto lugar.

Destacó el hecho de que Audi logró la velocidad suficiente para hacer el doblete en la carrera de despedida de la marca alemana del serial (Audi se retirará del Campeonato Mundial de Endurance tras 18 años en las 24 Horas de Le Mans y ahora se centrará en el Campeonato de Fórmula E con el equipo de Abt-Schaeffler).

Rob Leupen también mencionó: “Realmente esperábamos que el Porsche nº 1 fuera el coche que necesitábamos vencer, pero había otros dos delante de nosotros que desplegaron todo un espectáculo. No era posible hacer más”.