Rally

IAA 2016: La innovación viene desde adentro

Hace 3 años

News image
El Salón Internacional del Automóvil, conocido mejor como el Internationale Automobil-Ausstellung (IAA: International Automobile Exhibition) es la exposición más grande de automotores a nivel mundial, organizada por la asociación alemana de la industria automotora, la Verband der Automobilindustrie, nacida en 1897, año de su primera feria, constó de un total de ocho vehículos en exhibición en el hotel Bristol de Berlín. Con el paso del tiempo fue creciendo exponencialmente y a partir del inicio del siglo XX, debido al crecimiento industrial concluyó en la organización de dos exposiciones por año. Después de la Segunda Guerra Mundial, la IAA retomó su vitalidad y su legado se mantuvo, e incluso antes de esta guerra tomó un giro extraordinario cuando Volkswagen presentó el ahora inolvidable Beetle. Con los años, las modificaciones de dicho evento han ido transformándose, cumpliendo con los requisitos de la sociedad actual. La reducción de combustibles fósiles y la inversión hacia la movilidad eléctrica se ha vuelto la principal apuesta, además, claro, del interés por el automovilismo cien por ciento computarizado. En el 2011, dentro de la 63ª Feria se presentó el nuevo modelo impulsado a partir del ya mencionado interés en la movilidad eléctrica. Ese mismo año se crea lo que hoy se conoce como el “Hall of Electric Mobility”   En este año, la 66ª Expo llegó para romper como nunca con lo que ahora llamamos el futuro del automóvil. Uno de los grandes highlights de este año ha sido la alianza entre marcas alemanas especializadas, como BMW, Volskwagen y Audi, las cuales acordaron con Ericsson, Huawei, Intel, Nokia y Qualcomm la intención de acelerar el desarrollo de la infraestructura de los automóviles completamente autómatas. Inicia con medidas como el movimiento hacia la tecnología 5G, una transformación para un futuro interconectado. Este pacto es otro ejemplo de la industria automotriz alemana en colaboración para la construcción de nuevas tecnologías.   Otro elemento que llamó poderosamente la atención fue la propuesta implementada por VW, en su intento por deshacerse de la mala reputación adquirida tras el escándalo de sus pruebas de Diésel del último año. Ahora difunden su interés en la implementación de ingeniería automovilística con nuevos tipos de energía, que prometen estar listos a inicios del año 2020.